Buscar
  • Vinos del Río

Los alimentos más caros del mundo


A veces pensamos que unos mariscos, langostinos o cualquier otro producto que nos venga a la cabeza es caro, pero no nos hemos parado a pensar en que en el mundo hay gente que pierde la cabeza pagando un disparate por algunos alimentos.

En el mundo de las subastas gastronómicas podemos encontrar productos únicos, pero también iniciativas muy bizarras, como cuando se subastaron en Ebay los desperdicios de un sandwich de Britney Spears, el menú (la carta, claro está) de la última cena del Titanic, hundido el 14 de abril de 1912, o posiblemente el plato más excéntrico jamás creado: un taco mexicano relleno de langosta, kobe, caviar, trufa blanca y láminas de oro vendido por 7.000 dólares…pero ¿cuánto crees que pueden llegar a costar los productos más caros del mundo?

Te mostraremos algunos de ellos:

Trufa blanca

La cocina Europea se deleita con su inconfundible aroma y sabor. Crecen bajo tierra y se usan perros y cerdos para encontrarlas. Cuestan desde 3000 hasta 6000 euros el kilo. Un manjar inigualable. La pasta con un trozo de trufa blanca es uno de los platos donde más se aprecia su sabor.

Es uno de los productos que más titulares da por los altísimos precios que alcanza en el mercado. La escasez de la trufa, sumado a su sabor, han convertido en el diamante blanco de la alta gastronomía.

Las uvas especiales

Entre 22 y 28 euros por uva. Lo encantador de estas uvas es que sólo crecen en Japón, en la isla de Honshu, y son muy codiciadas por su sabor y color rojizo. Un racimo de uvas de Ruby Roman llegó a los 12.000 euros.

Sandia Densuke

Esta sandia la podemos encontrar solo en la isla japonesa de Hokkaido y solo se pueden degustar 10.000 unidades al año. Es una sandía negra con su interior en rosa, dicen que una de las mejores frutas que se puede probar. En Japón se regalan y es una muestra de poder adquisitivo, pueden llegar a costar 300 euros por unidad.

Buey de kobe

Estas vacas vienen de una raza originaria de Kobe, Japón. Esta raza tiene una alta tendencia genética a vetear su carne, esto es la cantidad de grasa que podemos encontrar en la carne. Cuanta más vetas encontremos en su carne, mejor será su calidad. El Wagyu es sometido a una dieta que incluye cerveza y sake lo que, dicen, le da un mejor sabor a la carne. Puede llegar a costar entre 700 y 900 euros el kilo.

Azafrán, el oro rojo

Una paella no sería paella sin el azafrán. ¿pero por qué es tan caro el azafrán? Sencillo: primero, solo nace por cultivo. Segundo, de cada flor del azafrán se extraen entre 3 o 4 estigmas. Y esto se realiza a mano. Lo que implica que un kilo de azafrán requiere de al menos 250.000 flores. Su precio, aproximadamente de 5.000 euros el kilo, está más que justificado.

Caviar albino

Sus precios muy poco asequibles, y es sin duda considerado uno de los productos más caros del mundo. Pero si además le añadimos la rareza de ser un caviar albino, la factura final supera los 40.000 euros por cucharadita. ¿Cómo puede ser esto posible? Para empezar, existe muy pocos ejemplares del strottarga bianco, el pez del que se obtiene. Después, al caviar obtenido se le añade polvo de oro. El único productor del mundo es Walter Grüll, un austriaco que gestiona la empresa familiar y que se embolsa 270.000 euros por lata.

El queso Pule

El queso pule es el reconocido queso más caro del mundo. Se produce solo en la reserva natural de Zasavica, en el norte de Belgrado, en una ciudad llamada Sremska Mitrovica. La rareza de este queso viene de que la leche con la que se produce, se obtiene de una especie rara de burros que solo se encuentran en esa zona. Un solo litro de su leche cuesta alrededor de 45 euros. Para obtener un kilo de este queso Pule se necesitan unos 25-30 litros de esta leche, de ahí que el precio final de este queso pueda superar los 1000€ el kilo.

Melón Rey Yubari

Estos melones proceden de la isla de Hoakkido en Japón. Yubari King son unos melones que se crearon en 1961 mediante un cruce de frutos. Se crían en invernaderos y como ocurre en este tipo de productos los primeros se subastan. En 2013 se vendieron los primeros a 4.800 euros el kilo, aunque se dice que puede llegar a los 6000 € el kilo.


73 vistas
whatsapp gastroteca