Buscar
  • Vinos del Río

Eligiendo el aceite de oliva


Extra Virgen o Virgen? Aquí te dejamos una clasificación sencilla que te ayudará a entender los diferentes tipos de aceite y cual se adapta mejor a tus necesidades.

Según su nivel de acidez, el aceite de oliva se clasifica en cuatro tipos, de los cuales se recomiendan consumir solo los dos primeros: Virgen extra o extra virgen, virgen, virgen corriente y virgen lampante.

ACEITE DE OLIVA VIRGEN

ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA: Se trata del aceite de mayor calidad con todos sus nutrientes, sin defectos físico-químicos ni sensoriales. Lo mejor que podemos obtener para nuestra cocina.

ACEITE DE OLIVA VIRGEN: Tiene pequeños defectos, pero que se encuentran dentro de los límites establecidos (3,5%) y no superar el 2% de acidez.

ACEITE DE OLIVA REFINADO

Es aquel que supera el límite de 3,5% de defectos (también llamado lampante) y por tanto ha de ser refinado, ya que de lo contrario no se considera apto para su consumo.

ACEITE DE OLIVA

Es el que se encuentra en la gran parte de los supermercados, el más consumido, y se trata de una mezcla de aceite refinado y aceite de oliva virgen. Ha perdido bastantes nutrientes y es más barato.

ACEITE DE ORUJO DE OLIVA

Es el aceite extraído mediante procesos químicos de la pasta de aceituna sobrante del batido con añadido de Aceite de Oliva virgen.

Todos estos etiquetados no se hacen al azar, sino que son estrictamente regulados por el Consejo Oleico Internacional y son ellos los que se encargan de valorar esos “defectos” mencionados en cuánto a aroma, sabor, humedad… y para ello el aceite se cata.

Esto se hace en un vaso bajo de tulipa, previamente cubierto con un platillo fino de cristal para preservar los aromas, y generalmente tintado (ya que el color no es un indicativo de calidad) a una temperatura media de 28º, basándose primero en el aroma y luego en el sabor, buscando equilibrio, cero defectos, intensidad.

¿POR QUÉ DEBEMOS CONSUMIR ACEITE DE OLIVA? ¿QUÉ NOS OFRECE?

El Aceite de Oliva es la base de la famosa Dieta Mediterránea, esa que se caracteriza por su naturaleza saludable, ya que tiene un alto contenido en ácido oleico, ácido graso esencial que además previene las enfermedades cardiovasculares, vitamina E, que combate el colesterol y polifenoles, un potente antioxidante.

CLAVES PARA ELEGIRLO

1. Evita aquellos aceites que estén en envases claros o transparentes, elegí en cambio los de envases de vidrio o plástico oscuros. La calidad del aceite se ve fácilmente modificada por el contacto de la luz y el calor.

2. Controla en la etiqueta que la acidez libre máxima expresada como acido oleico sea de 0,8 g/100g o menor. La calidad y precio del aceite está relacionado a sus características. Los aceites de mejor calidad son los Virgen Extra y estos se obtienen por procedimientos de prensado mecánicos y técnicos adecuados ya que no producen una alteración significativa del aceite.

3. Busca los aceites nuevos y optá por aquellos que tengan menos de 1 año de elaboración. Al contrario del vino, el aceite de oliva envejece con el tiempo.

4. Si el precio es demasiado económico, no confíes. Elaborar un aceite de oliva virgen extra no es fácil ni barato.

5. El aceite no debería tener olor ni sabor a aceituna. Esto indica un proceso de fabricación defectuoso, por aceitunas que fueron dejadas al aire libre por más de 24 hs, comenzando su alteración que se denomina Atroje. Las aceitunas cuando están en planta no son saladas ni blandas como las que consumimos en frasco.

6. Elige los aceites envasados en origen. Esto asegura su calidad y evita la oxidación del producto que no es buena para este tipo de aceite.

#aceite #aceitedeoliva #oliveoil #healty #healtyfood #foodies #foodandwine #food #foodlover #gastronomia #gourmet

621 vistas
whatsapp gastroteca